Red CAN: ¡Todo lo que necesitas saber!

| Por: Emanuele Almeida

El modelo Controller Area Network (CAN) (Red de Área de Controlador, en español) fue propuesto por Robert Bosch en 1980 para la comunicación entre los componentes de control de los vehículos. El sistema se utiliza en los vehículos actuales y fue desarrollado para satisfacer la necesidad de interconexión entre las unidades de comando del vehículo.

En este artículo usted aprenderá qué es la red CAN, cómo funciona y sus ventajas frente a otros tipos de lectura de información.

¿Qué es la red CAN? 

La red CAN es la principal red de comunicación de los vehículos, ya que permite un intercambio de información rápido y seguro entre las unidades de control. Esta comunicación se realiza a través de un bus de dos cables. Al utilizar una red de comunicación, se eliminan los componentes sobrantes, ya que la información necesaria para más de una unidad de control se transmite a través de la red, lo que simplifica el sistema electrónico del vehículo.

¿Cómo funciona la red CAN? 

El funcionamiento de la red CAN tiene como principio el envío de mensajes a cada uno de los módulos pertenecientes a la red. Comprueban el estado del bus para identificar los módulos cuyos mensajes tienen prioridad. El protocolo CAN opera en todas las unidades de control, lo que permite seguir trabajando incluso cuando una de las unidades tiene un problema.

La unidad envía datos con código identificador por la red al iniciar el proceso de transferencia de información. El código identifica qué datos se transmitirán, para priorizar la transmisión de los datos más urgentes. Después de enviar el identificador, la unidad de control envía un conjunto de datos, que son información importante, como la velocidad del motor, la presión del aceite, entre otros.

Durante la transmisión de datos, las unidades de control leen la información del bus. Si es información importante, se memorizará, en caso contrario, sólo será leída. La velocidad de intercambio de datos puede variar según la relevancia de la información.

Formas de lectura de la información del vehículo 

La red CAN es parte de la tecnología que hace posible la telemática. Conozca más sobre las formas de lectura posibles:

Telemetría analógica

Sin embargo, también existe la analógica. La telemetría analógica se basa en la instalación de sensores en partes específicas del vehículo. Por ejemplo, para leer las RPM, es necesario instalar un sensor. El cálculo de las rotaciones se realiza mediante una calibración específica para cada vehículo y los pulsos enviados por el sensor. Para leer el odómetro, responsable de medir las distancias parciales y totales recorridas por el vehículo, es necesario tirar de un cable desde el sensor hasta el dispositivo de medición.

La telemetría analógica depende de una instalación compleja, ya que requiere la conexión simultánea de varios sensores. Otra desventaja es la recalibración frecuente de los sensores, ya que tienden a volverse menos precisos con el tiempo.

Telemática

Es muy diferente al monitoreo digital, que es posible a través de la red CAN. Es capaz de recolectar información de varios sensores, no requiriendo la instalación de cada uno. Su conexión funciona únicamente por un par de cables conectados a la red para acceder a la información.

Obtenga más información sobre la telemática en el siguiente video:

¿Cuáles son las ventajas de utilizar la red CAN?

Al usar la red CAN, los costos son menores y la precisión de la información es mayor. En un sistema en el que cada dispositivo tiene un chip CAN, los elementos actúan de manera inteligente, es decir, hay una decisión automática sobre qué tan relevante es la información. De esta forma, solo los parámetros útiles de control y seguimiento serán transmitidos a los gestores de flotas, ayudando en la toma de decisiones. 

Por ser un sistema que brinda confiabilidad y rapidez en la transmisión de información, la red es un aliado en las tareas de monitoreo. Asiste en la programación de macros y otros mensajes que facilitan el envío de datos a los operadores.

Otra ventaja es que el protocolo brinda confiabilidad en la transmisión de datos, independientemente de la arquitectura eléctrica utilizada en el vehículo. Esto simplifica la obtención de datos seguros y completos, por ejemplo, registros de velocidad de forma inmediata, distancias recorridas y consumo de combustible.

Consulte más detalles sobre la red CAN y como ayuda a ahorrar combustible en ese ebook gratuito:  

Ebook gratuito: ¿Cómo ahorrar combustible en su flota?

Conozcas la mejor manera de ahorrar dinero y tener una operación más económica.

    Tamaño de la flota
    Área de actuación
    País de actuación

    Aplicaciones de la red CAN

    La red CAN trabaja en el rastreo de vehículos, brindando la información necesaria. Junto con otros sistemas, es posible tener un registro de entrada y salida de automóviles en puntos estratégicos, fundamentales para el proceso logístico. 

    Con el uso de la telemática, hay un intercambio permanente de información entre el centro de control y los elementos electrónicos del vehículo. El registro de datos puede ayudar a prevenir e identificar fallas en el sistema, evitando problemas y accidentes. Con el uso del odómetro, se recopila información, como RPM, estilo de conducción y consumo de combustible. Todos los datos registrados se almacenan en una computadora de a bordo, que enviará los datos para su monitoreo.

    ¿Cómo puede ayudar la red CAN a la gestión de flotas? 

    La red CAN puede ayudar a la gestión de flotas monitoreando y poniendo información a disposición del administrador. Esta información ayudará en la toma de decisiones y el control de la flota. Al identificar a los conductores cuyo estilo de conducción es peligroso o puede comprometer el vehículo, el sistema ayuda a prevenir accidentes y costos innecesarios. 

    La información precisa capturada por la red CAN se puede implementar en la flota a través de la telemetría. La telemetría de Trimble ayuda a identificar las infracciones que aumentan el riesgo de accidentes, desperdician combustible y reducen la disponibilidad de la flota, lo que ayuda directamente a la gestión de la flota. ¡Converse con nosotros hoy para obtener más información!

    Telemática: tecnología aliada al éxito

    La tecnología es el mayor aliado para llevar más ahorro y seguridad a su flota. Hable con nuestros consultores y comprenda cómo la telemática puede hacer que su operación crezca:

    Tenga una flota más segura, productiva y rentable

    Construya una gestión de transporte eficaz y exitosa con Trimble:

    Tags

    Autor

    Emanuele Almeida

    Emanuele Almeida

    Una mano escribiendo en una computadora portátil Una mano escribiendo en una computadora portátil Una mano escribiendo en una computadora portátil

    Reciba nuestra newsletter

    Reciba en su bandeja de entrada todas las novedades de las innovaciones de la gestión del transporte.

      País de actuación

      Deja tu comentario